martes, 29 de noviembre de 2011

El triunfo



Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena.

Una verdadera amistad



La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad.

Una nueva esperanza


En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.


Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.